Un repaso al Gijón Sound Festival

Han sido tres días intensos de música en un fin de semana repleto de actuaciones musicales distribuidos por el casco urbano de Gijón. Una combinación ideal para disfrutar de la ciudad, la gastronomía y de los bandas que se han unido a esta segunda Edición del Festival. Una edición marcada por la puntualidad, las bicis y el buen ambiente. Desde La Delgada Línea Rosa hemos podido disfrutar de algunos conciertos y aquí os contamos nuestra visión.

IMG_2912

El viernes no nos perdimos a Julio de la Rosa, un artista de quien ya hablamos hace poco en este blog. El jerezano consiguió encandilar en solitario a la sala Acapulco con su infinidad de loops y bases instrumentales en directo. No intimidó tanto como la última vez que le vimos en Asturias. Es más, pudimos ver al intérprete muy apacible y contento con la respuesta del público.

IMG-20140407-WA0000

El directo se hizo corto y el ex de El Hombre Burbuja tocó temas de su último disco (Pequeños trastornos sin importancia) y algunos de los más emblemáticos de su trayectoria en solitario. Nunca un  “Que te jodan” sonó tan bien como en su versión acústica. Y mientras él estaba a mitad de concierto, Lucas 15 finalizaba un espléndido directo en el teatro Jovellanos protagonizado por una banda experimentada dirigida por Xel Pereda, en la que estuvo acompañadado por Luis Rodríguez (bajo) y Abraham Boba (teclados), ambos componentes del grupo León Benavente; Ángel Ruiz (lapsteel), Manu Molina (batería), Fran Pereda (guitarra) y el cantante Nacho Vegas, además del Coro de Cimadevilla.

Por su parte, Christina Rosenvinge continuó la vertiente de los acústicos al teclado y guitarra acompaña de Aurora Roca al violonchelo. La madrileña abrió el concierto con temas como Tú por mí, La canción del Eco y una versión de Hallelujah de Leonard Cohen, así como Afterhours de The Velvet Underground junto a Julio de la Rosa. El sonido no estuvo de todo a la altura y el público poco silencioso. No obstante, fue un concierto intimista en la que la Sala Acapulco consiguió más público que apostó por el pop naif, en lugar de por el rok maduro de los británicos The Stranglers.

IMG_20140406_170220

Los de Guildford comenzaron su concierto pasadas las doce de la noche en una repleta sala Albéniz que destacó por la buena calidad del sonido. Un concierto con un variado repertorio en el que los temas más clásicos como Golden Brown o No more Heroes no se hicieron esperar mucho. La banda demostró unas tablas propias de su experiencia de 30 años de música en directo e hicieron disfrutar durante dos horas a un público maduro que lo pasó en grande.

El sábado fue una jornada más eléctrica y bailable con las actuaciones de, entre otros, Alexandra in Grey (premiados en los AMAS como mejor grupo revelación) o los enérgicos Pingüino. Fueron una pena las bajas de última hora de The Fall y Paws. Mención aparte se merecen los californianos We Are Scientists que ofrecieron un buen concierto y mucho espectáculo. Los tres componentes, muy relajados sobre el escenario (excepto el bajista, que se instaló en el suelo) tocaron temas de su nuevo disco (TV en franÇais) intercalándolos con algunos de los más cañeros del álbum With Love and Squalor y animando un poco más público. Los de Berkeley pusieron todo de su parte, pero a pesar de sus payasadas y el buen ruido que hicieron, el sonido fue solamente aceptable y no consiguieron caldear a una sala Albéniz muy parada que posiblemente esperaba más.

IMG_sc2892

Los que sí caldearon al público (y no sólo por el calor humano que había en la Sala Acapulco) fueron Sidonie, que pusieron el punto final a tres días de conciertos. La banda llenó la sala y dejó contento a todo el mundo disparando sin parar sus temas más cantables (Fascinado, Los Olvidados, Un día más en la vida, El bosque…). Abrieron con Costa Azul y animaron al personal con un directo esperable y sin sorpresas. Excepto una. La sonrojante versión de Kids (MGMT) cuyo estribillo corearon con un “papapá, muy fuera de lugar. A pesar de que no estuvieron muy brillantes con el sonido, los catalanes eran una apuesta asegurada por parte de la organización y cumplieron con creces las expectativas de un público que bailó y coreó las canciones más que en ningún otro concierto del festival.

sidonie

Desde LDLR agradecemos a la organización del Gijón Sound su buena gestión de esta segunda edición de un festival con pretensiones de convertirse en un referente. El año que viene más, “gijonsounders”!

DSC_1512

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s